26 de septiembre de 2006

Para los que siguen caminando...

Cuando me despierte
habra crepúsculo incompleto
esperando una mirada
para empaparlo de memoria
Cuando trinen los silencios
el crepúsculo se hará carne
y blandirá la espada de la sonrisa
y buscará refugio entre los vivos
que a fuerza de abrazos
siguen bien vivos
—no importa el miedo la mudez el insulto
nosotros tenemos las banderas la risa los compañeros—
Cuando el ocaso
lagrimee las mentiras
para que sepamos las verdades
cuando todos se atrevan
a hablar desde las tinieblas
—aunque duela
aunque pique el alma
aunque rasguñe el miedo—
Quizas ahi los compañeros
se adueñarán del cielo
volarán con sus pasiones
y su sangre
airearán el mundo
con sus colores
Y el crepúsculo y el ocaso
se harán habitables
como el canto
y el poema
Y desde ahí hasta siempre
hasta después de siempre
estaremos nosotros
que nos haremos libres
abrigados en sus banderas
esas que hoy
nos inundan la sangre

Nati.-

Un poquito para mis cumpas, que los quiero muchito
Publicar un comentario