15 de abril de 2012

Río.

Afortunadamente el tiempo se desdobla, lentamente, sobre la piel.

La razón no carga con cicatrices. Lo que duele siempre está en otro lado.
Lejos del cálculo y la evidencia. Una belleza fugaz. Una buena noticia.

Por suerte mi piel está llena de marcas. De jirones, de tactos, de nostalgias.
De personas.-Y agradezco tanto estar tan llena acá adentro de gente. De mucha gente-


Más allá está la piedra, que salva
y los miedos asesinos.
Más allá el calvario. La ausencia. Los despojos.


Acá cerquita es más querible.
Un infierno, . Pero de siluetas conocidas. Un infierno propio que se ríe de la risa de otros ojos. Una buena noticia.
Acá nomás aprendí a abrazar.
Y a dejarme entrar por amores lentos, maravillosos o tardíos.


Más allá no están las palabras que quiero
Más allá no hay mucho que decir.
Mi lugar está en el río.

De este lado del río.
.
Publicar un comentario