10 de diciembre de 2011

Luna y río.

tendremos que ser infinitos
vos y yo
oscurecer de cielo y flores
convertirnos en seres antiguos
para poder decir que conocemos la luna
y todos sus costados

para que todos crean
de una vez por todas
que más allá del río,
de la paciencia infinita de su dulzura,
de la luna que canta, embarazada de noche,
no hay nada más que penumbras
y soledades.

celebremos, entonces, que todavía hay agua
y una luna que nos inspira.


Publicar un comentario