3 de junio de 2012

A medias.

El zaguán donde te desnudé
sin quitarte la ropa.
Joaquín Sabina

Dicen los que saben, que pensar mucho tiempo en la misma cosa
es obsesión.
Imagino que pensarte tanto tiene algo de eso. Y también algo de tabú. 
Y algo de rutina. Porque siempre, cada tanto, te vuelvo a pensar. 
Como si nunca te hubiera podido extirpar.
Por ahí andás, 
escondido en algún recoveco de mi memoria
que no se cansa de recordar -y crear- detalles y detalles y detalles
de vos en mí. De esa hermosura que fuimos a medias, alguna vez, hace tanto tiempo. 



Publicar un comentario