23 de julio de 2012

Cena.

siento que se me van a salir del cuerpo las ganas de decirte que te cenaría, entero. bocado a bocado a bocado.
no entran en mi. me ahogan un poco. es como tener todas las palabras atragantadas sin poder, sin poder.
no entiendo qué me hiciste. si yo no te quiero. qué pasó.
cómo mierda te saco de acá adentro. cómo te hago un bollito y te tiro. cómo.
me atajo las ganas de quererte. y no me sale. es una furia contenida. un desquicio.
igualmente, adivino que tu desnudez concreta no sería el paraíso.
a mi me mata esta parte. la de desearte con sacudones. la de verte e inventar el mundo que seríamos juntos.
ya sé. histeria. pfff. lo sé perfectamente.
y sin embargo, se me salen las ganas, hombre, de decirte que si te agarro te cenaría una noche larga, y entera.
Publicar un comentario