4 de enero de 2013

Confesiones II


Hoy tengo esta certeza, terrible, de mi propia finitud
que sólo delata
mis urgentes angustiosas necesarias 
hermosas ancestrales
ganas de amar

                                                                   -venís?-



¿Cuando podrás
amar sin tantos complejos?
Para salir del tedio
destapá algún sueño.


Publicar un comentario