21 de septiembre de 2014

Primavera acá.

y yo, que no he visto nada entre mis manos,
he visto lo mío entre otras manos
que no existen




despunta el primer sol de la primavera en la ventana
y hallo como siempre mis papeles esparcidos en la mesa
y adivino que hay palabras que me llaman

sonrío un poco ante el desafío.
reescribo, repaso, reinvento adentro mío
las mil razones que son ninguna
por las que me vibra en la mano
una palabra o dos.

la tierra se enciende estos días
y andan estallando los lapachos

siempre la primavera es el remanso
que aclara el camino
y despeja la vista

es una suerte -pequeño latiguillo enrevesado-
tan suerte que arda el sol cada primavera
para llenarme de ganas de decir



Rebo




Publicar un comentario