18 de diciembre de 2006

Una lágrima congelada
baila sobre telarañas de barro,
se amaca en un pasado de bitácora.
Una canción germina al calor de la historia bucanera
de unas sirenas de tinta,
entre azafranes y canelas.
Medias lunas
salpicando las grietas de la Rayuela
...hermoso pasaporte al cielo.
Entreabren sus bocas
los tuneles de nuestro cuerpo,
para que se festeje una tormenta de abrazos.
Y riamos como cachorros,
livianos
desnudos
suspendidos.
Grita el futuro nuestros nombres propios,
talla ranuras en nuestros hombros para
que noshumedescamos con
violetas nuevos,
y se nos caigan estrellas en los ojos,
y estornudemos suspiros,
y apostemos nuevamente los retazos.

...la partida se reinicia cuando el tiempo nos
sopla la nuca.


Sibila-(simplemente)-
Publicar un comentario