3 de mayo de 2010

Filtraciones.

No hay mucho que decir.

-Te me filtras por la nariz, los labios, la cintura-

No tengo palabras para esto.
Acá estoy yo, hoy, tan falta de tu abrazo.

-Me invadís por centímetros, por poros, por risas-

Te dejo. Me dejo.

Porque ando ganas de vos.
Porque donde estás, todo sabe exquisito.


Publicar un comentario