30 de diciembre de 2013

Salud.

...lo que tenga que ser que sea
y lo que no, por algo será
no creo en la eternidad de las peleas
ni en las recetas de la felicidad...
Jorge Drexler

A simple vista me ha salido un año enterito de abajo del brazo, y de adentro del pecho y de la espalda también. Anduve distraída, y casi que no me doy cuenta. Pero ahí está, magullado y entero, yéndose.

A vista compleja ensanché la mirada y cerré un par de puertas. En el medio abrí las manos, las rendijas, los portones, las ventanas, parí un libro, solté un abrazo, hallé otra historia, volví del suelo y alcé la vista, alto, alto, para no perderme. Mirá todo lo que tengo, te digo. Estoy llena de hermosuras nuevas, de alas, de amores. Ando feliz de tenerme... ¿No es eso suficiente? Yo creo que sí. En el medio todo lo demás, los quienes y los cuántos y las cosas que nos hacen felices, y repiquetean cerca, siempre cerca.

¡Viva la carcajada compartida, el chiste tonto, los abrazos que estremecen!
¡Vivan para siempre las sonrisas que dejamos y las que encontramos!
¡Vivan los reencuentros, lo inexplicable, las complicidades, los momentos!
¡Viva la esquina del recuerdo, la música que salva, las manos brillantes que aparecen sin preguntas!

Salud ciudad, salud río, salud amor, salud amigos, salud vida.

¡Que viva el mundo entero en otro nuevo comienzo! ¡Salud!




Publicar un comentario