22 de abril de 2014

Otoño.

Ando con ganas de irme un rato
pisar algún pasto crecidito de un lugar desconocido
sentir el otoño abajo de la piel
volver a leer un libro que cuente historias increíbles
caminar mirando el cielo
dormir con la luna de farol
y el río manso detrás

Últimamente, a la noche, cuando cierro los ojos
veo el día entero que pasó, con sus bellezas y sus fierezas
como la lluvia que golpea suave en el camino al trabajo
lo gris de algunos caminos
las miradas apagadas
el último abrazo de amor de la semana
las hojitas nuevas del otoño en la vereda
dispuestas perfectamente para hacer música mientras la gente camina
y no comprendo a veces cómo puede todo eso junto convivir cada día
arremolinarse delante de mis ojos y convertirse en algo bello
o no

Ando con ganas de elegir esta felicidad
de tu mano que me lleva
y esta boca que no para de reir
y este otoño que es abril y el corazón en la mano
y este abril siempre tan otoño y tanto amor y tan hermoso.

  


aguita del río manso
fresca y clarita
libre como venís
no han de acorralarte mis manos
siempre andarás en mí
siempre andarás en mí.



Publicar un comentario