22 de octubre de 2008

...

"Que algo tan lindo me haga mal es una pena".
Calipso. Las Pastillas del Abuelo.
Tu cuerpo es un éxodo. El mío.
Un exilio con mi piel.
Tu cuerpo hoy es un calvario
un poema inconcluso
un árbol que muere en mi costado.

Sé que pronto olvidaré las proporciones
los detalles mínimos
el sabor del beso
la forma exacta del tacto.
Sé que pronto empezaré a creer que tu cuerpo fue una gran mentira.
Y me sentiré aliviada. Casi feliz.

Pronto. Pero hoy no.
Hoy estoy muy vacía
-habitando un hueco profundo-
Hoy te extraño
y justo en ese espacio que deshabitó tu boca
Me duele un poco el alma.


Na.-

2 comentarios:

María Soledad dijo...

qué boquita mamá! jajaja
hermoso el poema, gurisa. Te admiro profundamente.

Te quiero mucho, yo también!
A ver cuando nos juntamossss!

te extraño. Se necesita una buena noche de susanismo.

Colo.

Leonardo dijo...

Naty! no sé qué decirte... Tus descripciones son muy sonoras! Saludos!

pd: a mí también se me pegaron las pastillas... jajaja