15 de abril de 2012

Río.

Afortunadamente el tiempo se desdobla, lentamente, sobre la piel.

La razón no carga con cicatrices. Lo que duele siempre está en otro lado.
Lejos del cálculo y la evidencia. Una belleza fugaz. Una buena noticia.

Por suerte mi piel está llena de marcas. De jirones, de tactos, de nostalgias.
De personas.-Y agradezco tanto estar tan llena acá adentro de gente. De mucha gente-


Más allá está la piedra, que salva
y los miedos asesinos.
Más allá el calvario. La ausencia. Los despojos.


Acá cerquita es más querible.
Un infierno, . Pero de siluetas conocidas. Un infierno propio que se ríe de la risa de otros ojos. Una buena noticia.
Acá nomás aprendí a abrazar.
Y a dejarme entrar por amores lentos, maravillosos o tardíos.


Más allá no están las palabras que quiero
Más allá no hay mucho que decir.
Mi lugar está en el río.

De este lado del río.
.

3 comentarios:

la mar dijo...

sea cual sea "ese" lado del río, usted me emociona, querida flaca bella amiga.

es un placer leerla siempre.
es una buena noticia siempre.


un abrazo costero para usted.

Nito dijo...

¿¿¿Cuál es la buena noticia???

No voy a poder dejar de insistir.

Nicolás Nunca dijo...

no sé bien porque
nadie quiere vivir del otro lado del río.
Yo vivo de este lado del río
y continuamente veo gente que quiere vivir del otro lado.
Al final, no me queda claro
si me queda cerca
llegar hasta vos
o si habrá en el medio este río.
Y si vos estarás convencida
que estar del otro lado siempre
sin siquiera pasarte por la cabeza
estar un ratito cada tanto de éste lau.
De éste lau y conmigo.
como mínimo mateando.
ya te invité,
ya está
ya lo dije.