22 de mayo de 2012

Trágico.



Abrazar lo trágico de mí.
Porque pensar positivamente es tan adquirido como el celularcárcel que tenés en la mano. No es real.

 [querés comunicarte?
andá a abrazar alguien]

Amar lo terrible de mi. Los muchos traumas. Lo que no digo.
Porque somos seres complejos, vos y yo. Una voracidad terrible.
Un torbellino de contradicciones.
Seres en medio del camino. Buscando. Tratando de saciar los deseos incontenibles. Siendo racionalmente, porque no nos queda otra.

Abrazar lo trágico de vos.
Descubrir que llorarnos es parte de este viaje. Como los vinos compartidos, las hojas del otoño nuevo, las hermosas soledades, lo cotidiano que revoluciona.

[¿hace cuanto que no llorás por vos?
¿qué es lo que te duele tanto, allá en el fondo?]


Abril siempre será intenso. Bellísimo y terrible.
Miles de abriles. Todos los otoños. En brevísimos momentos. 



[Poema expuesto en "Todos somos Arte", Espacio Candace. Sta Fe, mayo 2012]

1 comentario:

Nicolás Nunca dijo...

cómo no?
nos queda
crear-siendo.

Abrazar lo terrible
es inevitable si abrazo
tus hombros y tu espalda.
Larga en atavíos houdinianos.
Presa de libros que ya no son
el diccionario Esparta.
Acaso mi Larouse ilustrado
pueda con tanta
anatema nueva que se resignifica.

Quien sabe.
Quién sabe de vos?
y de nosotros?
quién sabe de nosotros?
quiénes?